TRANSFERENCIAS DE TECNOLOGÍA DESDE LA OMS,  INCIATIVA C-TAP

El 7 de setiembre se llevó a cabo el programa Santo Remedio dirigido por Javier Llamoza. En esta oportunidad, se conversó con Erika Dueñas, responsable de Propiedad Intelectual en la división de Acceso a medicamentos y Tecnologías de Salud de la OMS, acerca de la iniciativa llamada Center Technology Acces Pool (C-TAP) que busca promover el escalamiento y la transferencia tecnológica para COVID-19.

El C-TAP es una iniciativa abierta a cualquier titular que cuente con derechos de propiedad intelectual, patentes de tecnología o productos que la OMS considere que se puedan promover. A través de este mecanismo voluntario se permite a las organizaciones públicas, privadas o académicas compartir sus tecnologías con la OMS, por medio de licencias de propiedad intelectual o de acuerdos de transferencia de tecnología, con el fin de que otra institución pueda usarla o producirla de manera escalonada, teniendo en cuenta su capacidad. La OMS se encarga de seleccionar a dichos productores y de realizar el seguimiento correspondiente. De esa manera, ambas partes se benefician, ya que las instituciones pueden contribuir con sus tecnologías y como consecuencia de ello recibir regalías, o pueden recibir la transferencia para continuar el desarrollo o la fabricación de una tecnología.

En la actualidad, la OMS ya cuenta con tecnologías cedidas. Una de las organizaciones participantes es el Instituto de Investigación de España, que ha cedido un test de diagnósticos y vacunas en desarrollo. Así mismo, existen once licencias sobre tecnologías otorgadas por el Instituto de Investigación NIH de EE.UU.

En los países de América Latina existen muchos productos prometedores, sin embargo, no hay escalonamientos por las limitaciones industriales y las transferencias de tecnología. Esta iniciativa se convierte en una ventana para visibilizar las investigaciones y productos desarrollados y encontrar laboratorios en el mundo que puedan desarrollarlos a gran escala, para que así dichas tecnologías lleguen de manera accesible al mercado.

Los centros de investigación interesados pueden acceder a este mecanismo a través de la web https://www.who.int/initiatives/covid-19-technology-access-pool y poniéndose en contacto por medio del correo electrónico calltoaction@who.int

Mira la entrevistas completa aquí: https://youtu.be/U5kk75wIF90

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ultimas noticias

Dengue: responder a los desafíos

En 1990 ocurrió en Iquitos el primer brote de dengue en Perú, seguido por reportes en Tarapoto. Se identificaron los serotipos DNV-1 y DNV-4, extendiéndose en los dos años siguientes. El serotipo DNV-1 se propagó entre Tumbes y Casma. Posteriormente, en 2001, se produjeron nuevos brotes afectando a un total de 12 regiones. Cabe destacar que en 2005 se registraron los primeros casos autóctonos de dengue en Lima [1], convirtiéndose en otra área endémica de la enfermedad.

Leer mas

Colombia: más trabas para una licencia obligatoria

Este año, el Ministerio de Salud de Colombia rechazó la demanda presentada por AFIDRO que pedía la nulidad de las Resoluciones 1579 y 2024, a través de las cuales se declaró y confirmó la existencia de razones de interés público para someter la patente del dolutegravir a una licencia obligatoria. Declarar la invalidez de ambas resoluciones significaría negar el sustento jurídico sobre el que se basa dicha medida. 

Leer mas

Hacia dónde va el tratado internacional vinculante negociado en la OMS contra futuras pandemias

La idea de un tratado internacional sobre pandemias es evitar que se repitan los fracasos ocurridos durante la crisis del COVID-19. Muchas cosas no funcionaron, pero el fracaso más flagrante fue la distribución desigual y el acceso desigual a vacunas, diagnósticos y tratamientos. Se necesita un tratado internacional basado en los principios de equidad, inclusión y transparencia para garantizar el acceso universal y equitativo.

Leer mas