EL DESAFÍO DE PRODUCIR VACUNAS Y MEDICAMENTOS EN LA REGIÓN

FUENTE: EFE / CAÑIZARES

En un reciente informe[1], OjoPúblico se refirió a la soberanía sanitaria y cómo América Latina busca reducir su dependencia para acceder a vacunas y medicamentos.

Esta problemática se reflejó luego del desigual acceso que tuvieron los países con menos poder adquisitivo a las vacunas de la covid-19, lo que trajo consigo un debate sobre la necesidad de crear y poner en operación mecanismos de transferencia tecnológica. De acuerdo a OjoPúblico una “reciente reunión de G-20 ha reabierto la discusión”, donde uno de los principales objetivos de esta cumbre es que “los países que integran este grupo tengan la capacidad de producir vacunas, medicamentos y diagnósticos.”

Así mismo, el G-20 busca impulsar la resiliencia de las cadenas de suministro a través de centros de transferencia de tecnología voluntaria en varias regiones, como aquellos para utilizar la plataforma de ARNm recientemente establecidos en Sudáfrica, Brasil y Argentina, considerando acuerdos conjuntos de producción y procesamiento.

La transferencia tecnológica permite la propagación de capacidades entre países con diferentes niveles económicos y organizaciones privadas, para impulsar el desarrollo y conocimiento tecnológico, asesorías y métodos de fabricación. De esa forma los países menos desarrollados podrían generar la capacidad de crear y consolidar un proceso de desarrollo tecnológico, que les permita asegurar construir su soberanía sanitaria.  OjoPúblico afirma que “en lugar de solo importar vacunas, medicamentos y diagnósticos, las naciones latinoamericanas como Argentina, Brasil y México puedan producirlas y desarrollar capacidad instalada que funcione a largo plazo.”

Llevar a cabo este proceso en nuestra región presenta grandes desafíos. Fernando Lobos, director de Desarrollo de Negocios de Sinergium Biotech Argentina, comentó a OjoPúblico “que la transferencia de tecnología genera empleo e impuestos que se pagan en territorio nacional. Sin embargo, obtener dichos beneficios requiere de una contribución económica importante.” Para él son inversiones costosas, procesos productivos costosos y personal calificado que requiere entrenamiento. Otro importante reto es la negativa a liberar la propiedad intelectual del sector privado que se evidencia en problemas en torno a las patentes. “Los especialistas destacan la necesidad de que el acceso a estas tecnologías sea global. Para eso, los gobiernos desarrollan estrategias de inversión en tecnología de producción local sin intervenir directamente en el mercado.”

Maria Elena Botazzi, codirectora del Centro de Desarrollo de Vacunas del Texas Children’s Hospital, explicó a OjoPúblico que la mejor alternativa es crear asociaciones regionales. “La especialista agregó que una estrategia de este tipo, en Centroamérica, sería que algunos países se encarguen de la investigación y desarrollo académico, otros de salud pública y vigilancia, otros de producir insumos y reactivos y, finalmente, otras naciones que puedan tener la fábrica.”

Producir insumos y reactivos representa un beneficio a largo plazo para las naciones latinoamericanas, pues obtener el conocimiento y ponerlo en práctica les otorga la capacidad de responder a emergencias futuras Por otro lado, los expertos mencionan que, para justificar los costos de dichos proyectos, es necesario que estos funcionen no solo en emergencias, sino también en condiciones normales.



[1] Pinedo X. (4 de setiembre de 2022). Soberanía sanitaria: América Latina busca reducir su dependencia para acceder a vacunas y medicamentos. OjoPúblico. https://ojo-publico.com/3659/america-latina-busca-reducir-dependencia-en-acceso-vacunas  

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Ultimas noticias